Cómo lavar compresas de tela sin morir en el intento [TRUCOS]

publicado en: compresas ecológicas | 0

¿Cómo lavar compresas de tela? Esta es una de las grandes dudas que nos asaltan cuando utilizamos una compresa de tela por primera vez. Es cierto que la sangre puede parecer una mancha difícil de quitar, pero verás que es más sencillo de lo que crees si tienes claro cómo y con qué hacerlo. 

En este post te voy a explicar todo lo que necesitas saber para mantener tus compresas de tela limpias como el primer día. ¿Preparada? ¡Empezamos!

Trucos para limpiar las compresas de tela ecológicas

Cómo limpiar las compresas de tela

Vamos a ver el paso a paso que debes seguir para lavar tu compresa, toalla sanitaria o salvaslip de tela:

  1. Enjuagar y/o remojar.
  2. Lavar a mano o en la lavadora.
  3. Secar al sol.

1. Enjuagar y poner la compresa a remojo

Lo ideal es que laves tu compresa con la mancha de sangre todavía fresca nada más cambiarte. Así es como te resultará más sencillo retirarla. 

Basta con que coloques la compresa bajo un abundante chorro de agua fría para ver cómo desaparece buena parte de la mancha antes de lavarla ya sea a mano o en la lavadora. Si el agua sale del grifo con bastante presión, mucho mejor porque actuará de forma más eficaz para acabar con la mancha.

Este punto es fundamental para librarte de las manchas de la menstruación en tus compresas: lávalas siempre con agua fría.

A diferencia de lo que muchas personas creen, el agua caliente contribuye a fijar la sangre sobre el tejido.

Pero sabemos que la vida es imperfecta, ¿cierto? Y que puede que cuando necesites cambiarte la compresa no estés en casa o no tengas tiempo de enjuagarla. No hay problema porque también podrás tener tu compresa libre de manchas gracias al remojo.

Lo que debes hacer cuando la mancha de sangre ha quedado seca es dejar la compresa a remojo en un recipiente con abundante agua fría durante 2-3 horas. Tras este tiempo y si observas que la mancha estaba muy seca, puedes repetir el proceso. Cambia el agua y deja la compresa en remojo nuevamente. 

Hay quien añade unas gotitas de árbol de té, tomillo o lavanda al agua durante el remojo ya que son unos potentes desinfectantes naturales.

Poner la compresa de tela en remojo para limpiar

TIP: Aprovecha el agua del remojo para regar tus macetas. La sangre menstrual es un alimento genial para nutrir la tierra y las plantas porque está cargadita de hierro, proteínas y células madre. También puedes hacerlo si utilizas la copa menstrual. De hecho, en muchas culturas ancestrales las mujeres entregan su sangre menstrual como ofrenda a la Madre Tierra en un ritual de conexión y autorrenovación. 

2. Lavar la compresa de tela

Ya sabes que puedes limpiar tu compresa de tela a mano o a máquina. Tanto si optas por una forma de lavado u otra recuerda que debes utilizar un jabón suave y evitar cualquier tipo de detergente agresivo también el tipo Marsella (puede provocar que la compresa pierda capacidad de absorción). Tampoco utilices suavizantes, lejías, perfumes o quitamanchas. 

Este tipo de productos pueden dañar el tejido impermeable de la compresa de algodón. Asimismo, pueden provocar molestias y picores en tu piel cuando vuelvas a utilizarla Y, además, son muy contaminantes cuando llegan a la naturaleza a través de las aguas residuales.

Un jabón muy efectivo es el jabón casero que hacían nuestras abuelas antaño con productos como el aceite de oliva, el limón y la sosa. Son jabones naturales y ecológicos, perfectos para limpiar compresas de tela sostenibles.

  • Lavar compresa de tela en la lavadora: Aprovecha para meterlas junto a la colada de ropa de color con un programa de agua fría (máximo 30ºC). Utiliza un jabón suave líquido. Los que están diseñados para ropa delicada son una buena elección y si ya son naturales y ecológicos, lo bordas.
  • Lavar las compresas de tela a mano: Si vas a lavar las compresas de tela a mano los jabones duros en pastilla van genial para frotar la mancha. También puedes ayudarte de un cepillo de cerdas suaves.
Lavar las compresas de tela con jabón neutro

3. Secar la compresa al sol

¡Ay! Qué haríamos nosotras sin el sol. Nos ilumina, nos llena de vitamina D, fortalece nuestro estado de ánimo y… ¡es un quitamanchas, desinfectante y blanqueante natural que funciona de miedo!

Seguro que ya eras consciente de ello ¿verdad? La historia es que los rayos UV contribuyen a blanquear las prendas, algo que ha sabían nuestras abuelas quienes aprovechaban todo el poder del sol para eliminar manchas difíciles. 

Por ello, tras lavar tu compresa de tela tiéndela al sol. Evita secarla colocándola sobre radiadores o metiéndola a la secadora porque los tejidos podrían quedar dañados.

Recuerda: secar siempre al aire libre y si es al sol, mejor (si está nublado también funciona). 

Te recomiendo aprovechar las horas centrales del día ya que la radiación es más intensa y el blanqueado será más efectivo. Verás cómo tras el secado, si quedaba algún resto de mancha, ésta desaparece por completo.

Secar las compresas de tela al sol para que queden muy limpias

No obstante, si tras estos pasos observas que tu compresa todavía no está del todo limpia, te voy a dar un par de trucos que puedes poner en marcha. También puedes aplicar estos consejos desde el principio en la fase de remojo si ves que la mancha está muy reseca porque han pasado varias horas o días desde que te quitaste la compresa. 

Hay mujeres que ponen a remojo las compresas de tela que van utilizando durante el ciclo y las lavan todas juntas cuando se les ha retirado la regla. Si en tu caso no dispones de suficientes compresas de tela para cubrir todo tu ciclo, lávalas a diario para tener recambios disponibles.

Trucos para lavar tus compresas de tela

Ya sabes que poner la compresa bajo el grifo de agua fría a presión puede ayudar a liberar antes la mancha. También tender tu compresa de tela al sol será clave en la tarea. Pero, ¿qué pasa si la mancha se resiste? Prueba con estos consejos:

#1 Limpiar compresas de tela con agua oxigenada, vinagre y bicarbonato

Seguro que has visto en la tele mil veces los anuncios del famoso oxígeno activo que ayuda a acabar con manchas rebeldes, además de desinfectar y blanquear la ropa. Pues bien, el agua oxigenada es la prima pequeña de ese célebre oxígeno activo y todas tenemos una botellita en el botiquín de casa.

Si la mancha de sangre está muy reseca o, después de todo el paso a paso anterior, continúa habiendo restos de menstruación en la compresa, puedes añadir un chorrito de agua oxigenada durante el remojo.  

¿Que no tienes agua oxigenada en casa? Hay otras alternativas como una mezcla de un chorrito de vinagre blanco con media cucharada pequeña de bicarbonato o percarbonato. Aplica sobre la mancha y deja en remojo durante unos 30 minutos. Después lava la compresa y a secar al sol.

#2 Jabón y sol: un equipo a prueba de manchas

Otro truco para limpiar tus compresas de tela a fondo es frotar con jabón en pastilla sobre la mancha y tenderla al sol. Sí, has leído bien: tenderla directamente con el jabón sobre la mancha sin pasar por el agua. Déjala allí durante unos 30-40 minutos y después sí, aclara el jabón de la compresa y de nuevo a secar al sol.

Limpiar compresas de tela de forma eficaz

#3 Compresas con tela blanca o de color

Si no eres un as de la colada o simplemente no te importa que queden sombras de las manchas anteriores de tu menstruación en la compresa y no te apetece pelearte con ellas hasta eliminarlas por completo, puedes optar por utilizar compresas de tela de colores y estampados.

Ya sabes que en Ilen tenemos a la venta tanto compresas de tela tejidas en algodón orgánico de colores como compresas de tela sin tintes en color crudo natural. Estas últimas son geniales si tienes la piel sensible, utilizas ropa interior clarita o quieres ver tu flujo menstrual para observar cualquier cambio.

El flujo menstrual es algo natural, es algo tuyo, no tiene que provocarnos asco, vergüenza o incomodidad ni tenemos que pelearnos con una compresa hasta que quede impoluta. De hecho, esta concepción de la regla como algo sucio es una idea bastante reciente como hemos visto. 

La menstruación es un hecho vital positivo que nos da la oportunidad de conocernos y entendernos mejor, de ir a nuestro favor.

Si quieres descubrir todo sobre este producto para una regla sostenible echa un ojo a esta guía sobre las compresas de tela en el que resolvemos todas tus dudas. Y, si te quedas con alguna, contacta conmigo y te atenderé encantada.

¿Quieres compartirlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad deSara Garcia Cañedo con la finalidad de atender mi solicitud. *

Seremos muy cuidadosas con tus datos. Los trataremos así.