Compresas de tela: Qué son, beneficios y cómo utilizarlas

publicado en: compresas ecológicas, Uncategorized | 0

 

 

Compresas de tela: qué son, beneficios y cómo utilizarlas [Resuelve tus dudas]

 

Hay otra forma de vivir la regla: más natural, más sostenible y más respetuosa con tu cuerpo y con el medio que te rodea gracias a las compresas de tela.

 

¿Has oído hablar de ellas? ¿Sabías que había vida más allá de los tampones y las compresas desechables? La realidad es que sí y tú te mereces conocer esta alternativa porque somos naturaleza en estado puro. ¿Por qué renunciar a ella?  

 

Si nunca has utilizado compresas de telas y tienes dudas que necesitan respuesta, aquí las encontrarás ¿me acompañas?

 

¿Qué son las compresas de tela?

 

Las compresas de tela ecológicas están confeccionadas en tejidos naturales como el algodón orgánico. Por ello, son una alternativa sostenible y saludable para absorber el flujo menstrual frente a las compresas desechables. 

 

En concreto, las compresas de tela que elaboramos en Ilen están fabricadas en algodón bio 100 %, que es el material que está en contacto directo con tu piel. 

 

En cuanto al interior, está confeccionado por un muletón absorbente, también de algodón orgánico, y una capa impermeable de PUL (poliéster laminado en poliuretano) con certificado OEKO TEX (libre de sustancias nocivas). 

 

Con esta combinación de materiales logramos unas compresas confortables, absorbentes e impermeables evitando que la sangre atraviese la compresa y manche tu ropa. 

 

Sé que este es un tema que suele preocupar ¿verdad? Por ello, es importante aclarar que las capacidades de absorbencia e impermeabilidad de las compresas de tela lavables no tienen nada que envidiar a las desechables. Puedes confiar en ellas porque las compresas de tela no traspasan.

 

Desde Ilen vemos las compresas de tela como una apuesta comprometida y decidida con el planeta y con tu salud que, por supuesto, no es nueva. De hecho, nuestras abuelas ya utilizaban compresas de tela, aunque los diseños actuales se han mejorado para adaptarse a las necesidades actuales.

 

Por qué compresas de tela: 5 beneficios a tener en cuenta

 

Personalmente encuentro varios e importantes beneficios en utilizar compresas de tela. Voy a compartirlos contigo.

 

1 Son respetuosas con tu cuerpo

 

¿Te has parado alguna vez a pensar de qué están hechos los tampones y las compresas? Entre los compuestos químicos que se utilizan para fabricar estos productos están el cloro, la celulosa, el dioxin, la viscosa, el rayón y diferentes aditivos petroquímicos. 

 

¿Te imaginas las consecuencias que provoca el contacto continuado de estos tóxicos en nuestro cuerpo? 

 

Al fin y al cabo, las mujeres menstruamos una media de entre 3 y 7 días una vez al mes. Esto supone una exposición demasiado intensa a estos productos que pueden acabar por alterar nuestro organismo sin olvidar las alergias e irritaciones que pueden causar.

 

Utilizar compresas de tela ecológicas libres de tóxicos e hipoalergénicas acaba de un plumazo con este problema. Adiós picores desagradables, adiós molestias incómodas y adiós reacciones alérgicas

 

Es hora de sentirte a gusto con los productos de higiene que utilizas durante la regla ¿no crees?

 

2 Son confortables

 

Regla y confort, pero estas dos palabras ¿no estaban reñidas? Para nada. Nos han hecho creer que la regla es algo sucio, doloroso, incómodo y digno de esconder. No tiene por qué ser así. Recuerda: hay otra forma de vivir tu regla

 

Las compresas de celulosa, además de producir picores y molestias, son bastante desagradables al tacto. La sensación utilizando compresas de tela es completamente diferente. 

 

El algodón orgánico con el que están confeccionadas tiene un tacto suave y muy agradable. Además, es un tejido natural transpirable que permite que tu piel respire y respeta el pH vaginal. Por ello resultan mucho más cómodas y confortables.

 

También es importante señalar que las compresas de tela no cogen mal olor si las mantienes correctamente. La sangre tiene su olor característico que no tiene por qué ser desagradable. De hecho, cuando el flujo menstrual huele mal puede significar que hay algún tipo de infección. 

 

Muchas veces el mal olor que percibimos de la regla deriva de un uso inapropiado o de la propia composición de los productos menstruales (geles, tampones, toallas…).

 

Si utilizas las compresas de tela de forma adecuada y las cambias con frecuencia en función de la cantidad de flujo que tengas, no desprenderán ningún olor más allá del natural de la sangre.

 

Como ves, las compresas de tela nos ofrecen una forma mucho más placentera y confortable de sobrellevar los días de la regla. ¡Realmente son como llevar bragas!

3 Apuesta por la sostenibilidad

 

Cuando me decidí a dar vida a Ilen mi objetivo era ofrecer productos ecológicos para una menstruación sostenible, respetuosa con el cuerpo y con el medio ambiente. Mi mayor motivación fue evitar la generación de residuos. 

 

Yo vivía en un pueblo de montaña muy aislado en el Pirineo Navarro. Allí no había servicio de recogida de basuras, sino que era autogestionada por el pueblo. Hasta ese momento nunca me había parado a pensar en la cantidad de desperdicios que generamos como sociedad. 

 

¿Has reflexionado sobre este asunto alguna vez?

 

Según los últimos estudios cada habitante genera una media de 1,2 kilos de basura diarios lo que equivale a 438 kilos anuales. Una auténtica barbaridad. 

 

Las consecuencias de este brutal ritmo de generación de residuos la vemos a diario a nuestro alrededor: temperaturas más altas, desaparición de especies animales, tormentas intensas, derretimiento de glaciares, propagación de enfermedades… Y paro de contar porque me desespero.

 

En nuestra mano está frenar todo este desastre. Debemos ser responsables y demostrar conciencia medioambiental. Nos va la vida en ello. 

 

Utilizar compresas de tela lavables y reutilizables es más que un cambio de hábito; es toda una declaración de intenciones en pro de nuestro planeta.

 

4 Ahorro en compresas

 

Comprar compresas de tela nos permite ahorrar dinero. Para que te hagas una idea, el precio de una compresa de tela ronda entre los 12 y los 15 euros en función del tamaño y el nivel de absorción. Si le das un uso y unos cuidados adecuados, esa compresa te puede durar varios años. 

 

Esto supone un ahorro considerable de dinero porque señoras, las compresas y los tampones no son precisamente baratos y ya hemos visto las consecuencias que tienen para la naturaleza y la salud. El cambio merece la pena al 100 %.

 

5 Comercio justo

 

En Ilen apostamos por el comercio justo por eso todas nuestras compresas de tela están confeccionadas con algodón orgánico certificado GOTS

 

¿Este sello no te dice nada? Deja que te lo explique. 

 

La certificación GOTS asegura que la producción del algodón se ha llevado a cabo sin mano de obra infantil, respetando los derechos laborales de los trabajadores y cumpliendo con la normativa de producción ecológica y sostenibilidad medioambiental

 

Porque, a día de hoy, la industria textil continúa siendo una de las más contaminantes del planeta y este tipo de certificados son necesarios para saber que las cosas se están haciendo bien. 

 

Por suerte, cada vez más marcas toman conciencia de esta realidad y apuestan por un comercio justo, ecológico y sostenible. Así somos nosotras.

 

Compresas de tela hechas a mano

 

Un plus que añadiría a las compresas de tela en el caso de las que fabricamos nosotras es que son totalmente artesanales. Ilen es nuestra apuesta por el empleo femenino y por el desarrollo en el mundo rural. 

 

Todas las compresas de Ilen las diseñamos, cortamos y confeccionamos en nuestro taller ubicado en Fresneal, una aldea de montaña enmarcada en el  Valle de La Marea en Asturias (España). También contamos con la ayuda de dos modistas que trabajan desde su casa para poder conciliar. 

 

Ilen es nuestro pequeño granito de arena para cambiar la vorágine en la que nos hemos metido como humanidad. Y tú, ¿quieres aportar el tuyo?

 

¿Cómo se ponen las compresas de tela?

 

Ahora que ya sabes qué son las compresas de tela y qué beneficios tienen, vamos a la parte práctica.

 

Colocar una compresa de tela es muy sencillo gracias a las alas y los clips de sujeción que incorporan. Al igual que haces con una compresa convencional desechable, basta con que despliegues las dos alas laterales y las fijes a tu prenda interior cerrando los clips siempre con la cara interna de la compresa en contacto con tu piel.

 

Así de fácil.

 

Y como una imagen vale más que mil palabras, te lo muestro aquí:

 

Algunas personas me preguntan si las compresas de tela se mueven mucho. Esta duda está motivada porque no incorporan una cinta adhesiva para sujetarla a la ropa interior como las desechables. 

 

Y sí, es cierto que la compresa de tela no queda estática y puede moverse un poquito cuando caminas o haces deporte. Pero este movimiento es mínimo y la compresa ni se va a retorcer ni se va a desplazar hacia ningún lugar. Despreocúpate en este sentido.

 

Un truco que puedes aplicar es utilizar ropa interior que se ajuste bien a tu cuerpo durante los días de la menstruación. De hecho, es algo que muchas mujeres ya hacen: utilizar unas braguitas concretas durante la regla porque se sienten más cómodas y seguras. ¿Te suena?

 

¿Cuántas compresas de tela necesito y cada cuánto debería cambiármelas?

 

Cada regla es única y es la cantidad de flujo menstrual la que determinará cada cuanto debes cambiar tu compresa de tela. Para que te hagas una idea:

 

  • Si tu flujo es intenso puede que debas cambiarla cada 3-4 horas, es decir, necesitarás unas 5-6 compresas por día
  • Si tu flujo es normal o ligero puedes cambiar tu compresa de tela con menor frecuencia cada 6-8 horas. En estos casos necesitarás entre 2 y 3 compresas al día

Si utilizas otros productos de higiene complementarios como la copa menstrual o la esponja marina, también se reduce el número de compresas que necesitarás. Asimismo, puedes optar por utilizar compresas de tela con diferente nivel de absorción (de día o de noche).

Mi recomendación es que experimentes tú misma hasta dar con la fórmula que se ajuste a tus necesidades concretas. 

 

En nuestra web puedes hacerte con un pack de prueba de compresas de tela lavables que incluye un salvaslip, una compresa de día y una compresa súper absorbente para que puedas ver cuál se adapta mejor a tu ciclo.

 

 

Las compresas de tela ¿sirven para la incontinencia urinaria o pérdidas de orina? ¿Y para el postparto?

 

En respuesta a la primera pregunta: sí, al igual que una compresa de tela absorbe la sangre puede absorber la orina. Además, son mucho más agradables y respetuosas con la piel que las compresas desechables convencionales. 

 

También puedes usar como alternativa los salvaslips de tela ecológicos, que también están disponibles para braguitas tipo tanga.

Y, por supuesto, puedes utilizar compresas de tela lavables para el postparto. De hecho, en estos casos siempre recomiendan utilizar compresas tocológicas de algodón sin ningún tipo de plástico para el sangrado en el puerperio para que la piel respire y evitan cualquier tipo de infección o alegría. Por este motivo, las compresas de tela de algodón orgánico bio son perfectas para esas semanas.

 

¿Cómo lavar compresas de tela?

 

Lavar las compresas de tela es un punto que genera muchas dudas. Por eso, hemos creado un artículo específico donde te contamos cómo hacerlo correctamente para asegurar una larga vida a tus compresas ecológicas. Puedes verlo aquí:

 

Cómo lavar compresas de tela 

 

No obstante, te adelanto algunas claves para cuidar tus compresas de tela lavables:

 

  • Puedes lavar tus compresas a mano o en la lavadora (junto a la colada de color) y siempre en agua fría porque el calor hace que la mancha se fije en el tejido.
  • Para quitar las manchas con mayor facilidad lo ideal es poner la compresa a remojo en agua fría durante 2-3 horas así te resultará más fácil lavarlas después. Puedes añadir agua oxigenada o un chorrito de vinagre con bicarbonato para hacer que la mancha salga más fácilmente.
  • Utiliza jabones suaves y evita emplear lejía o suavizantes porque pueden dañar el tejido.
  • Sécalas al sol porque te ayudará a blanquearlas, sobre todo si utilizas compresas de tela sin tintes, que son geniales para las pieles más delicadas o si utilizas ropa interior clarita.

¿Hay diferentes tallas y niveles de absorción?

En efecto, tratamos de ofrecer la mayor cantidad de opciones para dar respuesta a vuestras necesidades.

Desde Salvaslip tangaz, como salvaslip de tela para uso diario, primero y últimos días de ciclo o para combinar con la copa mesntrual.

Y lo mismo con las compresas de tela, tanto en la compresa de día como en la de noche puedes elegir el nivel de absorción que necesites, normal si tu flujo va de ligero a moderado o  extra si es abundante.

En esta tabla comparativa de compresas de tela Ilen, puedes ver todas las compresas de tela que fabricamos, sus diferentes medidas y niveles de abosrción.

¿Dónde comprar compresas de tela ecológicas? ¿Cuál es su precio?

 

Puedes comprar tus compresas de tela ecológicas por Internet. También hay tiendas físicas especializadas en productos sostenibles donde puedes encontrarlas. Este es el listado de nuestros puntos de venta en España

 

Respecto al precio de venta de las compresas de tela en nuestra web oscila entre los 13 euros (compresa de día) y los 15 euros (compresa de noche y postparto). También puedes encontrar packs de 3 unidades y cada compresa te sale a un precio más económico.

 

Ya te he contado que mi convicción por construir un mundo más sostenible y crear una cultura menstrual libre y respetuosa me llevó a gestar Ilen, junto a mi compañera Sara. Desde este rinconcito de Asturias enviamos nuestros diseños propios a toda España. Así que, si te animas con ello puedes comprar tus compresas de tela online de forma fácil y segura y estarás apoyando este emprendimiento de producción local sostenible liderado por mujeres.

 

Y recuerda que si tienes cualquier inquietud sobre este producto menstrual que te haya quedado sin resolver estoy al otro lado de la pantalla para ti.

 

Una regla sostenible y respetuosa es posible. Está a tu alcance. Solo tienes que tomar la decisión de hacerla tuya. 

 

Me encantaría saber qué opinas sobre este tipo de productos para la regla. ¿Has utilizado compresas de tela alguna vez? ¿Ha sido una experiencia positiva? Charlemos en los comentarios…

 

¿Quieres compartirlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad deSara Garcia Cañedo con la finalidad de atender mi solicitud. *

Seremos muy cuidadosas con tus datos. Los trataremos así.