recursos diagrama imagen

DIAGRAMA MENSTRUAL

El diagrama, es una herramienta para registrar tu estado en las diferentes fases del ciclo menstrual, o si en esta etapa de tu vida no estás menstruando, también te sirve para registrar cómo las diferentes fases lunares te afectan a lo largo del mes.

Es una herramienta que te permite conocer cómo funciona tu cuerpo en cada fase, cómo afecta la influencia de la luna en cada una de ellas, y sobre todo dedicarte un tiempo a ti misma, a re-conocerte, a averiguarte…
 

Te proponemos que vayas anotando sensaciones y experiencias vividas a lo largo del ciclo, de forma intuitiva, o elegida para trabajar algún tema en concreto.

Todo vale, no hay normas, sólo recomendaciones. Puedes utilizar cualquier recurso, palabras clave que conecten con tu emoción del momento o estado físico, dibujar, colorear, recortar, fotografiar, utilizar símbolos …

El día 1, será el primer día de tu registro, momento en que aparece la menstruación, y a partir de ahí…empieza la aventura!

Proponemos elegir un color para cada fase, atendiendo a las cuatro fases que conocemos:

¿Qué sucede en mi cuerpo?

El primer día de sangrado es el día 1 del ciclo, el día en que aprece el flujo menstrual. Éste proviene del endometrio que se desprende de las paredes del útero. En los días de sangrado la hipófisis o glándula pituitaria comienza a segregar hormona folículo estimulante (FSH) al torrente sanguíneo, esto despierta a unos cuantos folículos en los ovocitos que tenemos desde antes de nacer dentro de uno de los ovarios. Cada mes sucede en un ovario de forma aleatoria no alternante.

También durante el sangrado el útero o matriz se “levanta”, y se abre el cuello del útero o cérvix para facilitar el descenso del flujo menstrual del endometrio.

¿Como me siento?

En esta fase, me puedo sentir especialmente sensible, en un estado menos racional y muy intuitivo. Puede que me mueva  lentamente, y puedo leerme más torpe también.

Es un momento muy creativo. Puedo vivir mi sexualidad de forma más intensa . Es un momento en el que necesitamos desprendernos de lo que ya no nos sirve, revisar lo que ya no nos funciona, o no nos gusta, para dar paso a nuevas ideas, proyectos, redistribuir el espacio.

Es una fase de plenitud, y recogimiento. Podemos asociarla a la estación del invierno.

¿Qué sucede en mi cuerpo?

Cuando el sangrado termina el cérvix se cierra y el útero se “tumba”. Un folículo comienza a volverse dominante y comienza a segregar estrógeno. El estrógeno dispara la producción de fluidos fértiles y ayuda a madurar el folículo.

¿Cómo me siento?

El estrógeno nos da vitalidad, y puedo encontrarme más extrovertida, resuelta y eficacaz mentalmente.

A veces estoy llena de vigor y energía, con muchas ganas de relacionarme, de estar para afuera.
Me  siento decidida, especialmente fuerte, ligera, independiente.

Realizo las tareas de forma autónoma y  eficiente,y me siento muy capaz.

Es una fase de apertura, y está asociada a la estación de la primavera.

¿Qué sucede en nuestro cuerpo?

Cuando se llega a un cierto nivel de estrógeno la pituitaria comienza a segregar hormona luteinizante (LH), cuya función principal es que ovulemos. El folículo se abre y desprende un óvulo ya maduro, el folículo queda en el ovario y se le llama cuerpo lúteo. El óvulo vive aproximadamente 24 horas y su misión es ser fecundado para dar vida. Para facilitar la llegada del esperma el cérvix se abre y el útero se levanta de nuevo, el flujo se vuelve resbaladizo, elástico o transparente como la clara de huevo. En caso de no ser fecundado es reabsorbido por el cuerpo y así se desencadena la siguiente fase.

¿Cómo me siento?

En esta fase tengo más facilidad para entregarme, a las personas, a los proyectos.
Me comunico y me entiendo  con las demás personas sin notar dificultades o bloqueos.

Estoy en calma conmigo misma, equilibrada, decidida, y no tengo esa sensación de que algo no funciona bien en mi vida.

Súper creativa en el mundo de las ideas, y especialmente disponible sexualmente.

Me siento más atractiva, son esos días que me veo “mejor” , y  siento atracción por las demás personas , con más facilidad en esta fase.

Es una fase de plenitud, asociada a la estación del verano.

¿Qué sucede en mi cuerpo?

El cuerpo lúteo es de color amarillo y produce progesterona, que es la hormona encargada de facilitar la gestación. La progesterona hace que el cerviz se cierre, se secan los fluidos e impide que ocurra una ovulación. También eleva la temperatura del útero y mantiene el endometrio o nido sujeto a las paredes del útero para sostener una posible anidación del óvulo fecundado.

En el caso de que no haya fecundación el cuerpo lúteo vive de 12 a 16 días. Cuando el cuerpo lúteo muere, los niveles de progesterona descienden en picado, la temperatura baja y el endometrio comienza a desprenderse.

¿Cómo me siento?

En esta fase entramos de forma progresiva en un estado de recogimiento.
No me apetece mucho salir, relacionarme, evito los mogollones, y me da pereza ir a lugares con mucho jaleo.Me apetecen más planes tranquilos, y muchas veces en soledad.
Estoy más sensible, y puede costarme no expresar mis emociones. A veces,me siento emocionalmente en tiovivo.

La energía y vitalidad baja, y el cuerpo me pide más descanso.

Me cuesta más concentrarme y desempeñar tareas de forma eficiente, esto a veces me genera frustración.

Mi parte emocional, toma más espacio que la racional, puedo sentirme  inquieta, insegura, con dificultad para controlar mi emotividad.

Es una fase de recogimiento, y se asocia con la estación del otoño.

Tómate un tiempo para elegir un color para cada fase, que sean colores que te representen y definan en cada fase ,(puedes aprovechar para testar la simbología de los colores que has elegido!).

Después, cada día, y a poder ser a la misma hora, (no estamos igual a cualquier hora del día), anota algunos aspectos de tu estado, sea físico, mental, o emocional.

Para empezar, y porque consideramos, que menos es más, te recomendamos empezar fijándote  en tres aspectos, e ir anotándolos cada día.

PISTAS

A nivel físico, te dará pistas fijarte en tu energía vital, vigilar cómo es tu descanso, si duermes lo suficiente, qué alimentos te apetecen más, cómo es tu flujo, su olor, color, densidad.
 

Observar tu sexualidad, si te apetece más sola o acompañada, más cariños y mimos, o más pasión, desenfreno…

Tómate  la temperatura cada día, y observa cómo va cambiando, si retienes líquidos, si se te cae más el pelo, o aparecen granitos, si se te inflama la zona abdominal…

A nivel emocional, puedes observar si estás  más o menos sensible o irritable, confiada en ti misma, o todo lo contrario, súper insegura. Si tienes más o menos paciencia, si necesitas expresarte de una forma creativa más allá de las palabras, cómo han sido tus sueños, o si tu intuición está activada.

Una vez que hayas registrado tres ciclos, podrás  observar si hay patrones que se repiten, interpretarlos para comenzar nuevas búsquedas y desmontar creencias sobre ti misma que pueden estar bloqueando.

La propuesta es viajar hacia ti misma, conocer tu estado en cada fase, aceptar que no en todas las fases estás igual, y que todas esas versiones de ti misma, forman parte de ti, y no hay nada de malo.

Somos cíclicas, vamos cambiando, como las estaciones del año, como las fases de la luna.

El objetivo más alto, llegar a poder agendar en cíclico, para aprovechar así las cualidades de cada fase al máximo.

Hemos preparado un diagrama para ti, puedes descargarlo pinchando aquí.

vulva-planta

¡SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!

Apúntate a nuestra newsletter y te enviaremos información interesante,novedades de nuestra tienda, y si es tu primera compra te regalamos un 10% de descuento!!