Sin ovulación no hay menstruación

publicado en: ilen, maternidad, ovulación, Uncategorized | 0

Sin ovulación, no puede haber menstruación, pues esta es la última fase del ciclo, y es el resultado de haber ovulado durante el ciclo.

Puede haber ciclos anovulatorios, es decir, puede que un ciclo los ovarios no puedan liberar los óvulos. Esto puede ocurrir por desequilibrios hormonales y químicos (en la gran mayoría de casos), o también por otros problemas funcionales.

Volvamos a los ciclos en que sí hay ovulación.

Para que la ovulación tenga lugar, se tienen que cumplir unos requisitos fisiológicos. El más importante, la presencia de colesterol para que los ovarios (y también las glándulas suprarrenales) puedan producir estrógeno en cantidades suficientes.

                                     

Los ovarios, durante la fase folicular, se encargan de preparar la capa endometrial en el útero. Si no hay embrión, esta capa se desprenderá y dará como resultado la fase de sangrado del ciclo.

A su vez, cuando hay ovulación, la progesterona es la que se encarga de inhibir el desarrollo de otro óvulo para que solo haya una ovulación por ciclo.

 

Entonces, ¿qué quiere decir que un ciclo sea irregular? 🤔

Si tienes ciclos irregulares, no significa que, tras la ovulación, el endometrio tarde más en desprenderse; lo que significa es que el cuerpo tarda más en ovular. Esto se puede deber a factores fisiológicos como que el cuerpo no dispone de suficiente materia prima para fabricar los estrógenos, o a factores emocionales como que el cuerpo inhibe esta función porque decide priorizar la supervivencia en situaciones de mucho estrés.

Recuerda: tu cuerpo es sabio. Las decisiones que toma siempre tienen como objetivo priorizar nuestra supervivencia. Aunque para nosotras no tenga sentido, si el cuerpo percibe mucho estrés, lo concibe como una amenaza para nuestra supervivencia y, por ello, suprimirá las funciones que en ese momento considere que están gastando energía que podemos necesitar para hacer frente a una amenaza más importante.

Muchos factores pueden alargar o acortar la fase folicular. Una irregularidad en el ciclo significa que la fase folicular se ha alargado o acortado y, por tanto, se ha dado una ovulación más tardía o temprana de lo que sería habitual.

Aunque pueda parecerte raro, el elemento clave del ciclo menstrual no es el sangrado, sino la ovulación.

                                     

 

Cuéntame, ¿qué más cositas te gustaría saber sobre tu ciclo menstrual? Cuéntame en los comentarios  🙂

¿Quieres compartirlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad deSara Garcia Cañedo con la finalidad de atender mi solicitud. *

Seremos muy cuidadosas con tus datos. Los trataremos así.