Por una Navidad más responsable

publicado en: descuentos, ilen, Menstruación, Uncategorized | 0

Hoy vengo con una pregunta para ti:

¿Qué quieres apoyar con tu dinero estas fiestas?

Con esos 20, 50 o 100 euros que quieres gastarte en regalos.

¿Sabes? Allí donde pones tu dinero, estás ofreciendo un impulso a un proyecto determinado.

La pregunta es, ¿eres consciente de lo que estás favoreciendo?

 

¿Qué tipo de comercio quieres apoyar?

Quizá quieres apoyar una empresa que favorece la desigualdad, el racismo, la precariedad laboral, la esclavitud en general, especialmente la infantil.

Una empresa que tiene beneficios enormes gracias a todo el dinero que se ahorra a costa de sistemas de producción que se cargan el planeta, a costa de precarizar las condiciones laborales de sus trabajadores, a costa de la nula ética en la procedencia de las materias primas, del expolio de otros países, y un largo etcétera.

O quizá, quieres apoyar un emprendimiento, proyecto, tienda, servicio, que consideras que vale la pena.

Que están comprometidas a nivel social, ecológico o cultural.

Que buscan un cambio de paradigma, que son respetuosas con el medio ambiente, con las personas, que pagan dignamente a sus trabajadoras, que se esfuerzan por ofrecer calidad, por ofrecer valores, por caminar hacia modelos sociales y económicos más justos y equilibrados.

 

¿Por qué es importante el comercio local? 

Apoyar el comercio local es muy importante porque configura el paisaje de tu barrio, de tu pueblo. Todos los comercios que lo conforman crean tejido social y economía circular y solidaria.

Apoyar el comercio local es importante porque todas las personitas detrás de cada proyecto se están haciendo un máster en supervivencia. Entre las ventas online, los grandes descuentos de estas fechas, los centros comerciales, y la pandemia, no está siendo nada fácil.

Valora su esfuerzo, su trabajo diario, su sonrisa, su dedicación.

Cuestiónatelo absolutamente todo antes de comprar. En qué medio de transporte viaja hasta ti, de dónde sacan la materia prima, dónde y quién lo ha fabricado, cuántas personas participan en ese proceso, en qué condiciones trabajan. Cuando tengas la información, valora si quieres impulsar ese tipo de iniciativa.

¿Qué nos aporta el consumo compulsivo y masivo? 

¿Te lo has preguntado alguna vez? ¿Qué dinámicas apoya? 

Las campañas de grandes rebajas masivas, con campañas de marketing que innundan todas las barras laterales de todas las páginas webs que visitas con enormes descuentos en letras mayúsculas y brillantes, solo pueden ser financiadas y sostenidas por multinacionales, las mismas empresas que promueven y favorecen la precariedad, la desigualdad, el racismo y la explotación en todos los rincones del planeta.

Aunque creas que no, todas tenemos un poder de decisión muy grande en estos tiempos, pues el dinero al fin y al cabo sale de nuestros bolsillos.

Nosotras decidimos qué apoyamos con él: si empresas que se forran a costa de abaratar la producción, o empresas, familias y personas comprometidas y que se esfuerzan día a día para tirar hacia adelante.

La pandemia ha hecho estragos en el comercio local, en esos proyectos y emprendimientos que no pueden sostener envíos gratuitos e inmediatos, que no pueden comprar grandes cantidades a precios bajos ni tienen espacio para stock.

El comercio local es el que da vida a tu ciudad. Las tiendas que ponen lucecitas de navidad en el escaparate. Las personas que levantan las persianas cada día aun sabiendo que cada vez hay menos gente que pisa la calle para comprar.

Y más allá de dónde comprar, es importante preguntarse: ¿lo necesito? ¿Es un regalo que vale la pena? ¿Es comprar por comprar?

¿Hasta qué punto dejamos que nos coman la cabeza todos estos grandes descuentos y promociones y ofertas?
Cuestiona, valora, infórmate, busca alternativas.

¿Qué puedes hacer al respecto? 

  • Puedes hacer una lista de las cosas que realmente necesitas o crees que puede necesitar aquella persona a quien quieras hacerle un regalo.
  • Con esa idea, ve a buscar tiendas cerca de tu casa que ofrezcan ese tipo de productos.
  • Infórmate de dónde se hacen ferias de artesanía cerca de donde vies.
  • Busca por internet en plataformas donde se agrupan proyectos pequeños que también hacen envíos y pedidos online.

¿Qué opinas? ¿Eres consciente de esto, le prestas atención? Cuéntanos 😊

¿Quieres compartirlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad deSara Garcia Cañedo con la finalidad de atender mi solicitud. *

Seremos muy cuidadosas con tus datos. Los trataremos así.